Crea y Educolabora

CREA Y EDUCOLABORA! fue un proyecto educativo colaborativo que intentó promover el pensamiento crítico del alumnado a través de la creación artística audiovisual y que presentamos como Trabajo Final dentro de una de las asignaturas del Máster Redes Sociales de la UNED.

Partiendo de la teoría pedagógica crítica y de la educomunicación, los y las participantes toman un rol activo en su proceso de aprendizaje, conectando su conocimiento en la Red. El punto de partida de la experiencia es el planteamiento de las preguntas: ¿Cómo transformar el mundo a través de la educación? ¿Cuál es la educación que quieres? ¿Cuál es la escuela que quieres? A partir de aquí, los y las participantes prepararon sus discursos audiovisuales y compartieron todo su material con la comunidad virtual (canal público de la red social Vimeo y dentro de un laboratorio de investigación colectivo llamado Educolaboratorio) en un contexto de cultura libre y procomún. En este proceso de enriquecimiento y construcción de una inteligencia colectiva, el caos motivó la creatividad e intercreatividad de los y las participantes. A través de la narrativa digital, como un juego de imágenes, sonidos y vídeos y en un contexto de horizontalidad comunicativa e interactividad, los discursos se mezclaron y remezclaron dando lugar a piezas audiovisuales únicas que expresaron las ideas y emociones sobre la emancipación educativa.

De esta manera se motivó el pensamiento crítico del alumnado y el desarrollo de competencias personales para fomentar el empoderamiento y la toma de decisiones.

La práctica que se presentó supuso un ejercicio audiovisual promovido desde el contexto online que ha pretendido aprovechar el potencial bidireccional de las artes, procurando implicarse en la idea de conversación, no sólo como metáfora, sino como un marco de referencia real para acercarnos a una idea de pedagogía basada en lo que Dolors Reig denomina conversación abundante.

“Participo, luego existo. Y mi existencia se basa en que participo en comunidades pero sobre todo en la nueva conversación abundante.

Estas nuevas conversaciones, declaradas en el Cluetrain Manifiesto (1999), serían trasladadas a la educación por Laurillard, 2002: El proceso educativo también es una conversación (Reig, 2012: 212).”

Este es el sentido educativo que ha guiado la propuesta que ahora se presenta. Una propuesta de trabajo colaborativo promovida por Carlos Escaño, @carescano, Cristina Villalonga, @crisvillalonga, Marcos Gutiérrez, @marcos2gg y Encarni Alises, @encarni1972,  llevada a cabo en el marco del Máster de Redes Sociales y Aprendizaje Digital de la UNED.

 

El trabajo colaborativo se amplió a muchos más círculos de los que en un principio se plantearon: desde alumnado de E.Infantil, E. Primaria, ESO, estudiantes de Educación Social, profesorado de distintos ámbitos, y círculo familiar, amas de casa y amigos altruistas. La visión de un abanico tan amplio de personas dio lugar a una perspectiva de escuela diferenciada y enriquecida con las distintas aportaciones, que refuerza el valor del trabajo colaborativo, puesto que el grupo humano que colaboró con el proyecto fue más que la suma de sus partes, fue un concierto de ideas y experiencia que enriqueció al resto.

Se establecieron desde las redes y desde el aprendizaje presencial canales multidireccionales de interacción social, generando la construcción de conocimiento compartido, utilizando diversos lenguajes, escrito, multimedia, sonoro, para la expresión de la idea de escuela que tenía cada integrante de la experiencia, un aprendizaje “multisensorial”, ya que dinamizó la interacción de múltiples capacidades sensoriales.

El objetivo primordial de este proyecto educomunicativo denominado CREA Y EDUCOLABORA! se centraba en potenciar la creación artística audiovisual a través de una perspectiva colaborativa y orientándola al desarrollo y protección del procomún cultural. Asimismo, podrían desprenderse objetivos más específicos de esta finalidad general:

• Fomentar la implicación y responsabilidad en la creación y expansión de material originado de forma colaborativa.

• Desarrollar habilidades y estrategias para comunicarse de manera audiovisual, utilizando herramientas adecuadas para su creación, manipulación, recreación y remezcla.

• Generar una actitud crítica reflexiva a través de la creación y remezcla de material audiovisual de libre difusión.

• Enriquecer la percepción general que tiene la sociedad sobre temas educativos de actualidad, haciendo partícipe a todas las personas que lo deseen, colaborando con material audiovisual.

• Desarrollar competencias personales para fomentar el empoderamiento y la toma de decisiones.

• Fomentar el trabajo colaborativo y cooperativo.

• Potenciar la creatividad e intercreatividad en la construcción y reconstrucción colectiva del conocimiento.

• Impulsar un proceso de colectivización e intercambio de conocimiento en los escenarios virtuales.

Se puede ver el desarrollo práctico de la propuesta aquí: PROPUESTA

Resumimos las fases de la propuesta educolaborativa:

• PRIMERA FASE

La primera parte del proceso colaborativo consistía en responder a las preguntas antes reseñadas a través del medio audiovisual. Cada persona cuestionada expresaría su idea de escuela y educación. Las respuestas audiovisuales podían ser de índole poética, informativa, metafórica, etc. Se trataba de dar una respuesta de manera simbólica o literal, pero siempre significativa. Por otro lado, a todos los creadores se les comentó que sus propuestas audiovisuales serían donadas al repositorio Educolaborativo , un banco colectivo de vídeos creado eminentemente por educandos-educadores y educadores-educandos. Estos vídeos mantienen la característica esencial que está dispuestos para su uso de manera abierta. Es decir, están bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA (Reconocimiento-No Comercial-Compartir Igual). El respeto de esta licencia (copyleft) es esencial para entender la colaboración artístico-cultural y epistemológica.

• SEGUNDA FASE

En un segundo momento, una vez subidas todas las aportaciones al citado repositorio, se les volvió a plantear una propuesta a los participantes en el proyecto: realizar un remix (remezcla) con el material videográfico (respuestas realizadas) que ya había sido publicado. Se apostaba así de una manera clara por la construcción colectiva del conocimiento. De nuevo se respondía a las preguntas planteadas más arriba, pero construyendo su propia narrativa digital a partir de la formulación ajena, del conocimiento (re)creado, promoviendo un proceso de colectivización en intercambio de conocimiento en escenarios virtuales.

Así se ha generó un conocimiento, que abarcaba un amplio espectro educativo como ya hemos referido anteriormente y que dieron resultados tan ricos como estos: Educación Nóicacude, Educación 2.0 ¿cómo transformar el mundo?, Algo se está cociendo, La educación desde distintas perspectivas, ¿Te vienes a mi escuela?, Camina, aprende y comparte, El tren de los sueños, Otra manera de ver la escuela, La escuela que queremos

Educación 2.0: ¿Cómo transformar el mundo? from Cristina Villalonga on Vimeo.

Como coordinadores de la práctica consideramos que se ha convertido en un trabajo rico no sólo a nivel colaborativo, sino en la adquisición de competencias básicas y de actitudes imprescindibles para llevar a cabo ese trabajo colaborativo y en red.

La red social Vimeo, y otras empleadas como Facebook o Twitter como mediadoras, nos han permitido crear un entorno de intercreatividad integrando diversas herramientas y materiales, que han motivado y comprometido a los participantes en el proyecto, permitiendo compartir ideas entre profesorado-alumnado en el mismo nivel, rompiendo las barreras de espacio y tiempo, fomentando una visión crítica y constructiva de la escuela actual.

La educación from Carla Escaño Ortega

Recogía Mario Kaplún en “Una pedagogía de la comunicación”, que cuando lanzamos un mensaje, lanzamos muchos mensajes en paralelo. En este caso, hemos puesto de manifiesto las figuras freirianas de educadores-educandos y educandos-educadores en el desarrollo de la práctica. Ambas figuras son agentes activos del proceso de aprendizaje enriqueciendo la acción educativa.

Finalmente, el docente (en este caso, nosotros como potenciadores del proceso de aprendizaje) actuó como participante activo al igual que el alumnado y esto supuso lanzar varios mensajes: horizontalidad educativa y de construcción realmente colectiva del conocimiento; el ejemplo como potenciador del aprendizaje; la necesidad de aprender todos y todas de todos y todas; la necesidad de aprender todos los días. Siempre.

Es un proyecto que podéis desarrollar en vuestro ámbito educativo y que potenciará el empoderamiento de vuestro alumnado. Animaros a realizarlo.

Algo se está cociendo from educolaboratorio on Vimeo.

 

Referencias:

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comments

Responder a Carla Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *