Redes sociales tóxicas: trastornos alimentarios


Las Redes Sociales tóxicas son más persistentes  que la propia Televisión. Capaces de mover masas internacionalmente, ofrecen una realidad distorsionada, como la realidad detrás del maquillaje de Instagram, ¿sabías que esto es algo que sólo funciona en esa plataforma porque incluso los supuestos vídeos “en directo” tienen filtros y retoques automáticos con photoshop?

Enseñan a la gente cómo pensar o cómo comportarse para que tengan la opción de demostrar que ellos están conectados. El caso de David Villar, muestra su vídeo para demostrar que quiere entrar en Dickstroyers , parecido a Jackass, en el que se golpea la cara hasta sangrar abundantemente y romperse la nariz.

Son ejemplos, que evidencian un problema. Sin embargo, el sistema no funciona así; ofrece un lavado cerebral que cala desde la raíz del asunto. Ya explicamos #HabitacionesDeCristal el tema de los YouTubers tóxicos, 1 y 2 , cómo los Medios de Comunicación anuncian esa profesión como algo para obtener fama y dinero, y cómo los Reality Shows, como se describe en emociones en venta , donde prometen lo mismo siempre si exhibes tu intimidad.

Sin embargo, Internet es una plataforma con sus rincones y sus peligros, igual que el mundo físico. El control de lo que hacen, miran y dicen nuestros hijos y jóvenes es imposible. Aunque el control es necesario, el acompañamiento lo es más. Los comportamientos negativos y autodestructivos se producen poco a poco. Es el caso de la Comunidad ANA y MIA, la cual se encarga de inculcar a las personas, independientemente de su género y rango de edad, la ANorexia nerviosA y la buliMIA.

Es necesario aclarar que los trastornos alimenticios, la Depresión y la Ansiedad no son algo que se elija. No son estados de ánimo ni fases que se irán pasando con el tiempo, ni mucho menos tonterías. Son algo que necesitan muchísima paciencia, responsabilidad adulta y tolerancia.

ANA y MIA, entre otras cosas, ofrecen “trucos”los cuales no son eficaces ni mucho menos saludables, para perder peso, como masticar hielo, o empezar a fumar para paliar el hambre. Ofrece una tabla de calorías manipulada para que creas que platos de una ración con las verduras frescas o pescado a la plancha engordan hasta dos kilos al día.

Muchas entidades tras una pantalla intentan impulsar estos trastornos, diciendo cuáles son los símbolos, que hay que llevar para reconocerse de manera secreta en público y así poder mantener un contacto el cual haga de la insana pérdida de peso un objetivo común. A veces, esas personas entre ellas cantan para sí mismas u otros coincidentes, con frases concretas u oraciones  de este mismo movimiento..

Hay fechas de “maratones”en blogs ANAyMIA en los cuales los visitantes tienen que perder el mayor número de kilos en un período de tiempo. También tienen un sistema de puntos (si fumas, +5 pts. Si comes algo sólido, -10 pts. Si te castigas con cortes en los antebrazos, + 3 pts extra).

Un auténtico espacio de dolor, llantos y rabia.

¿Qué es ANA y MIA?  El movimiento ANAyMIA está localizado y en tratamiento, un ejemplo lo tenemos en los diversos llamamientos para tumbar las páginas que lo promueven.

Sin embargo, esto no es un problema. El verdadero problema está en la gente que idealiza cosas tan graves como un trastorno alimenticio o un trastorno mental, incitando a que las personas que padecen algo de esta categoría son “románticas, sensibles, delicadas y bellas”.

Hacer de las autolesiones una moda. Otras personas lo hacen para calificarse de “ángeles” Todo esto es un insulto para las personas que de verdad padecen de estos problemas. Hay cuentas de Twitter que promueven, por ejemplo, que el ideal de chica es una niña bajita, con depresión y cortes, y que el ideal de novio, es aquel alto y delgado que besa las cicatrices de su brazo.

¿Cuál es el proceso?

Realmente, nadie está a salvo de la anorexia y la bulimia. Empieza como una alternativa fácil y rápida para perder peso, prohibiéndote comer y haciéndote abusar de laxantes y ejercicio extremo. En cuestión de días se ven resultados (los médicos afirman que lo que se pierden son líquidos y masa muscular, no grasa), y esos resultados son fomentados por las personas del propio entorno, las cuales, ajenas al insalubre método, dicen “¡Qué guapo/a estás! ¡Qué tipo tienes!.

El problema de esta situación es, que mucha gente piensa que con largos períodos de ayuno o dietas milagro va tener un cuerpo perfecto, en vez de tomar el camino seguro pero más largo de ejercicio moderado y dieta sana.

Finalmente se tiene el erróneo concepto de la anorexia y la bulimia como algo rápido y eficaz. La banalización de un tema tan oscuro como el suicidio es algo propio de personas inmaduras o cuanto menos ignorantes, con un alto grado de narcisismo . Gracias a personas así, las auténticas víctimas no son tomadas en serio ni tienen el respeto que merecen.

Internet no enseña a pensar en el prójimo. Nos enseña lo que está bonito y lo que está ideal, sin serlo realmente. Y queda muy bonito ser una persona romántica y sensible, a costa de la propia salud y la de los demás, entrando voluntariamente en ese círculo e incitando a los que ya lo estaban a que continúen sufriendo.

Alba Lobera

José Antonio Gabelas Barroso

Coordinador, fundador e ideólogo de la plataforma TRICLab. Socio fundador del GICID. Profesor de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Zaragoza. Doctor en Ciencias de la Información. Director de la colección Comunicación y Medios (1998-2006). Editor desde 2007 del blog “Habitaciones de Cristal”.

Te puede interesar

Dejar comentario

Síguenos

Encuéntranos en las redes sociales, comparte y expresa tus opiniones.

Scoop.it

Scoop.it

TRICLAB

TRICLAB

¿De qué va esto?

Ámbitos de comunicación audiovisual y competencia digital.

Síguenos en: Facebook

ContentArt

ContentArt