0

Comunicación Digital (6). InteRmetodología

la-mediacion-ined211

Todo está conectado. Recogemos en TRICLab  la expresión gestáltica “el todo es mayor que la suma de sus partes.” ¿Es realmente así? En la naturaleza todos los elementos  como el agua, la tierra, el aire, el fuego, la flora, la fauna, los planetas son sistemas vivos que están en constante actividad y cambio, que viven gracias a intercambios con su ambiente, que se aclimatan al entorno y sobreviven, se organizan, se adaptan en un proceso continuado en el que aprenden a subsistir auto-organizándose. Sistemas diminutos y sistemas desmesurados pero que están conformados por partes interdependentes y, a la vez, interrelacionadas.

Proponemos en Intermetodología ¿qué es eso? un discurso  integrador, entre el mundo de la educación y de la comunicación. Un puente convergente que facilite el encuentro entre los intereses y necesidades de los agentes sociales, educativos y sanitarios, y los propios usuarios y practicantes del ocio digital. La propuesta contiene el análisis de factor R-elacional , y el factor E-mocional como relevantes, así como la construcción de una narrativa pedagógica que denominamos inteRmetodología.

Horas y horas también virtuales, espacios y espacios transfonterizos nos conducen a un entorno diferente, que por ahora estamos denominando #cuartoentorno.  Ecosistema híbrido y simbiótico. Es decir, espacio convergente. Los elementos que intervienen en el proceso de comunicación son los mismos (emisor, receptor, canal, mensaje), pero las relaciones que ellos establecen son las que han  cambiado. Además, el entorno digital produce un fusión  online/offline, una zona de simbiosis y sinergias, que requiere un análisis y una praxis holística.

Un entorno que ha propiciado un emirec/prosumer en plataformas multicanales, multiformatos, multigéneros y subgéneros en un mensaje intertextual que expande multiples significados y recreaciones. Un cuarto entorno que se aprecia en las últimas obras de Castells, como Redes de indignación y esperanza. Se comprueba que el movimiento y la viralidad de las redes sociales, son organización y dinamismo en el tejido físico, social y  asociativo. Que lo que se multiplicaba por las redes sociales, existía antes o a la vez en las calles y plazas.

La construcción de este discurso no rompe con el pasado, lo integra. La cultura impresa y analógica presente y afincada en el imaginario colectivo de muchos educadores, ofrece una formación humanística, que se considera significativa para tejer las conexiones entre el universo analógico y el digital.

Este proceso de aprendizaje pretende convertirse en una dinámica fluida y progresiva mediante la incursión de diferentes modos de inteRacción (destacando la “R” del factor relacional), por lo que descartamos el diseño de una secuencia lineal. En todo momento, se apuesta por las propuestas, comentarios, reflexiones y aplicaciones que surgen de los alumnos.

La inteRmetodología o convergencia de métodos de aprendizaje en relación con el propósito de “aprendizaje para la vida” llevará al desarrollo de todas y cada una de las dimensiones competenciales:

  • Dimensión instrumental: desde un enfoque centrado en la perspectiva de la tecno-competencia, se pueden utilizar diferentes programas de software para la elaboración de mapas mentales que sirvan a los alumnos para abordar guiones de contenidos, que faciliten el aprendizaje o la co-realización entre diferentes actividades, utilizando una perspectiva de alfabetización informacional, a través de uso conceptual e ilustrativo de los aspectos más destacados de la temática que se aborde en cada caso.
  • Dimensión cognitiva: ante la ingente cantidad de información que existe en la Red, llegamos a una saturación o contaminación informativa, que algunos autores han venido a llamar “infopolución”, por lo que se hace necesario desarrollar capacidades para la dosificación y el filtro, con el fin de saber separar lo fundamental de lo accesorio. Para ello, es interesante conocer técnicas de búsqueda y filtro, llevando a cabo un análisis de las entradas, de las fuentes, de quienes las firman, de si son voces autorizadas en la materia o no, de la fecha en la que se publican.
  • Dimensión actitudinal: se trata de desarrollar actitudes de respeto y empatía hacia otros ciudadanos. Las redes sociales permiten compartir información desde el compromiso social y el servicio público. Como medio de aprendizaje, atendiendo a la competencia colaborativa de trabajo en equipo, se pueden llevar a cabo diferentes prácticas de construcción de un discurso procomún, que dotará de credibilidad nuestra identidad digital.
  • Dimensión axiológica: las TRIC no son neutrales, para bien o para mal repercuten en el desarrollo de nuestro entorno y de la sociedad, por este motivo es importante empoderarse o apropiarse de la forma en que nos ofrecen los mensajes y hay que saber quiénes son los “dueños” de las informaciones. Un mismo tema se puede desarrollar bajo parámetros positivos o negativos, con un enfoque muy distinto. Los ciudadanos debemos conocer cuáles son los entresijos de la información que se administra y cuáles son los valores o contravalores que desde diferentes fuentes se intentan alimentar.
  • Dimensión emprendedora: se trata de potenciar el pensamiento hacia la creatividad. Cada vez más los educomunicadores están creando plataformas propias en las que lanzan nuevos negocios bajo la autogestión. Se trata de llevar a cabo prácticas de análisis del mercado y buscar en la Red un canal hacia la empleabilidad.
  • Dimensión holística: por último, una vez se han llevado a cabo las diferentes prácticas en el proceso de aprendizaje, llegamos a su conjunto en un documento integrado, un portafolio digital, que nos sirve para realizar una presentación conjunta, clara y ordenada de todo el aprendizaje sumativo.

 

gabelas

Profesor de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Zaragoza. Investigador en Social Media y Comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *