Opinión pública expectante


Habitaciones de Cristal abre hoy su espacio a María Gómez y Patiño, profesora de la Universidad de Zaragoza y periodista. Su análisis de las últimas elecciones ofrece algunas claves para entender qué ha ocurrido en el escenario político español, y por donde van las tendencias.

 politica

Las elecciones autonómicas y municipales que se celebraron el 24 de mayo de 2015 en la mayor parte de España permitieron expresar su voluntad de gobierno al electorado.

Más allá del reparto de escaños que ha conseguido cada partido o coalición política, distribuidos siguiendo el sistema d’Hondt, la realidad española política global parece indicar que es mayor el número de votos progresistas, que el de conservadores, cuyos resultados finales ha sumido a la opinión pública en un estado de expectación del que saldrá  en breve tiempo, es decir, tras la formación de los gobiernos de consenso. Los candidatos electos ya han comenzado sus conversaciones negociadoras para llegar a los necesarios pactos que les permitan gobernar.

Por otra parte, los representantes políticos han entrado en el proceso de análisis y autocrítica para entender los resultados electores y tratar de dar un giro a su línea de actuación para las elecciones legislativas que se celebrarán en diciembre. Quiere esto decir que para la Navidad de 2015 el gobierno de la nación habrá cambiado, y la opinión pública habrá salido de su expectación.

El escenario político municipal y autonómico tiene actores distintos, algunos noveles, cuyas actuaciones se esperan con expectación y esperanza. En este nuevo escenario político han brillado con luz propia dos mujeres, precisamente en las dos ciudades más importantes de España, que son el referente nacional para los grandes cambios sociales.

En el escenario político barcelonés ha aparecido en escena una reciente actriz  en las lides políticas, Ada Colau, que ha sido la más aplaudida en el casting político 2015. Mientras, en el escenario madrileño ha hecho su aparición una actriz de madurez, Manuela Carmena.

Es cierto que son dos perfiles muy distintos, pero tanto Barcelona como Madrid  han expresado su deseo de que les gobiernen dos mujeres, que tienen un rasgo común. Ninguna de las dos ha hecho ni muchos ni grandes bolos en campaña electoral, pero el público-elector ha votado su trayectoria personal y su compromiso social, muy alejadas de los bolos electorales a los que los españoles parecen prestar cada vez menos atención, a juzgar por los resultados, porque en esta ocasión no han conseguido más votos aquéllos que más presupuesto electoral tenían, sino aquéllos cuyo compromiso personal y social era más verosímil.

En el caso de la actriz catalana, ella se implicó seria y recientemente con el problema social de los desahucios mientras que la madrileña se había comprometido socialmente tiempo atrás, hace décadas, desde el ejercicio de su profesión, como abogada. En esencia: ambas han defendido las causas de los más débiles, aquéllos que más ayuda necesitaban, y los votantes españoles han sido capaces de apreciarlo y valorarlo por encima de otras consideraciones.

El electorado español, o si se prefiere, la opinión pública española ha entrado en una fase expectante, tiempo que puede actuar en un reforzamiento del voto progresista. ¿Por qué? Porque las dudas que muchos ciudadanos, que se mantuvieron en el ns/nc (no sabe o no contesta) en los sondeos de intención de voto, han comprobado que el cambio es posible, o lo que es lo mismo, las últimas elecciones celebradas en España pueden haber constituido un buen ensayo general antes de llegar al estreno nacional, que tendrá lugar antes de comer el turrón de las navidades de este año.

Y es precisamente este periodo el que los votantes aprovecharán para ver las actuaciones políticas. Serán unos seis meses de tiempo el que el público verá cómo actúan los actores políticos en escena, y eso también incluye la capacidad de negociar y pactar, teniendo siempre por horizonte el bienestar del ciudadano español, lo que les permitirá decidir su voto.

La opinión pública española es ahora un público expectante que desea ver una buena representación política.

María Gómez y Patiño

José Antonio Gabelas Barroso

Coordinador, fundador e ideólogo de la plataforma TRICLab. Socio fundador del GICID. Profesor de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Zaragoza. Doctor en Ciencias de la Información. Director de la colección Comunicación y Medios (1998-2006). Editor desde 2007 del blog “Habitaciones de Cristal”.

Te puede interesar

Dejar comentario

Síguenos

Encuéntranos en las redes sociales, comparte y expresa tus opiniones.

Scoop.it

Scoop.it

TRICLAB

TRICLAB

¿De qué va esto?

Ámbitos de comunicación audiovisual y competencia digital.

Síguenos en: Facebook

ContentArt

ContentArt