0

Anorexia: somos nuestra dieta

“El primer contacto que tuve con el movimiento pro-anorexia fue
aproximadamente en el año 2005, cuando tenía 15 años. El programa Channel
nº 4 del canal televisivo CUATRO dedicó un especial para mostrar al público
este fenómeno que se estaba gestando en Internet, era la primera vez que
escuchaba algo sobre el tema. Las enfermas, que solían tener edades
cercanas a la mía, compartían consejos y fotografías de mujeres delgadas y
estaban convencidas de que la anorexia era un estilo de vida que la sociedad
no podía comprender. Todo ese universo desconocido para mí, apareció en mi
vida y me llamó la atención poderosamente. No podía concebir que una
persona pudiese ansiar tanto la delgadez como para arriesgar su vida.” Así comenzó el relato de Blanca Lafuente, alumna que defendió hace unos días, el trabajo final de grado en periodismo, en la universidad de Zaragoza.

Expone Blanca que los blogs pro-anorexia permiten que las enfermas se expresen evitando la espiral del silencio de la opinión pública dominante.
Los medios de comunicación los localizaron en 2004, los enfocaron como un problema. Durante un año, los blogs se vieron sometidos a un control mediático y de las autoridades sanitarias. Después,  el tema desapareció tanto de las agendas periodísticas como políticas, quedando en estado “latente”.  En la actualidad, el fenómeno bloguero pro-anorexia  persiste y continúa expandiéndose.

Este trabajo realiza un análisis de contenido y del discurso de una selección de cuatro blogs, con la intención de reflejar la realidad del movimiento pro-anorexia. Se puede consultar todo el estudio, desde sus objetivos, metodología de análisis y resultados en  TFG Blanca Lafuente (1)

Cualquier tipo de trastorno en la conducta, también los alimentarios, precisa una valoración descriptiva, sin alarmismos y con un sentido completo, con una visión positiva, con un enfoque más de promoción de la salud que de prevención, y desde un contexto de desarrollo comunitario. Así lo estableció la Carta de Otawa y lo tomó la OMS desde los años noventa   en sus parámetros de educación para la salud.

Con este enfoque y desde estos principios, editamos “Psiconutrición del menor. Nutrición, psicopedagogía y pantallas sanas”. Se trata de un libro realizado por una veintena de expertos en tres ámbitos tradicionalmente separados: educación, comunicación y salud. Esta publicación nace de unas jornadas organizadas en la universidad de Zaragoza a la que asistieron más de 300 profesionales .

gabelas

Profesor de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Zaragoza. Investigador en Social Media y Comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *