Cómo y por qué está superado el discurso TIC


Foto por Carlos Gurpegui

Las IX Jornadas Pantallas Sanas han finalizado hoy con un rotundo éxito de público, participación y expectación. Un año más, con mucha imaginación y mucho esfuerzo, han vuelto a convocar a educadores, comunicadores y agentes implicados en la salud para reflexionar, debatir, intercambiar posiciones alrededor de la importancia de la convergencia mediática, las redes sociales  y su componente emocional.

En mi intervención sobre la importancia del Factor R, como vector relacional en las prácticas digitales culturales, destaco la observación que ha hecho una participante al final de la exposición: ¿Dónde está el cuerpo en el Factor R? La respuesta a esta pregunta, nos obliga a conectar los espacios físicos y presenciales, a los virtuales, el off al on. Hemos argumentado en el reciente Simposio celebrado en Barcelona, que ni la brecha digital, ni los nativos, ni los inmigrantes digitales, responden a la realidad de estas prácticas digitales culturales en torno a internet.

El uso de internet, tal y como indica Valkenburg, es un  diverso y complejo juego de relaciones, donde la  identidad (busca su identificación y confirmación ante los demás); la intimidad ( forma, mantiene, incluso concluye relaciones con los otros) ; la  sexualidad ( crece con las sensaciones y sentimientos del deseo sexual, en la definición y aceptación de su orientación sexual y en la construcción de relaciones sexuales basadas en el respeto y la reciprocidad). Aspectos, hasta ahora denostados como  el cotilleo y flirteo tejen esta red de relaciones y conexiones entre sus conocimientos y emociones.

“La construcción de identidad implica el triple desafío (y riesgo) de confiar
en uno mismo, en otros y también en la sociedad”
(Zygmunt Bauman)

En todos y cada uno de estos episodios late con fuerza el factor R-elacional que vincula y expresa las necesidades y gustos, las afinidades y contrastes de los que están y participan en el ciberespacio. Sabemos, y lo hemos experimentado, que cuando estamos en un chat con cámara nos vemos pero no nos miramos, porque no existe el cuerpo. Esta ausencia contiene las carencias de algunos sentidos, tal y como hemos experimentado en algunas dinámicas Por eso reclamamos, desde la comunicación y la educación, estrategias, programas, pautas que integren de modo complementario lo presencial y lo virtual.

Por eso nuestra propuesta de las TRIC, que supera y mejora el discurso TIC, centrado en su dimensión técnica y/o instrumental, y en los contenidos “curriculares”; pero que ignora, rechaza y/o prohíbe los usos habituales en el ocio digital.   En la medida en que el factor R-elacional esté planteado, diseñado, promovido, ejercitado y evaluado en las dinámicas de aprendizaje, seremos capaces  de integrar las “cosas que ocurren” en el ocio digital, con empoderamiento,  dentro de los espacios formales.

Puesto que nos parece significativo el posible carácter interactivo del entorno digital, preparamos un cuadro de indicadores que nos ayuden a “medir” el grado y nivel de interactividad,  subrayando este factor R-elacional. Podéis observar la aplicación de algunos de estos indicadores a diferentes cibermedios que han ocupado relevantes posiciones en el ciberespacio. Queremos establecer y fundamentar estos indicadores cuanti y cualitativos para realizar una propuesta educomunicativa, donde el entorno digital sea más un entorno, y menos un medio, objetivo o instrumento. Os tendremos informados.

Etiquetas: ,
José Antonio Gabelas Barroso

Coordinador, fundador e ideólogo de la plataforma TRICLab. Socio fundador del GICID. Profesor de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Zaragoza. Doctor en Ciencias de la Información. Director de la colección Comunicación y Medios (1998-2006). Editor desde 2007 del blog “Habitaciones de Cristal”.

Te puede interesar

3 comentarios

Dejar comentario

Síguenos

Encuéntranos en las redes sociales, comparte y expresa tus opiniones.

Scoop.it

Scoop.it

TRICLAB

TRICLAB

¿De qué va esto?

Ámbitos de comunicación audiovisual y competencia digital.

Síguenos en: Facebook

ContentArt

ContentArt