MUTACIÓN CULTURAL


Hace un tiempo presentábamos unas reflexiones  sobre el libro de Baricco  Los bárbaros, ensayo de una mutación. Otros análisis y momentos de Baricco los encontramos en Devaneos.

Más allá de determinismos de diferente especie (sociales y/o tecnológicos), no cabe ninguna duda que lo que llamamos cultura está sufriendo notables y significativas mutaciones, que a los hijos e hijas de Gutemberg nos mantienen perplejos. Y no cabe ninguna duda que en estos cambios tiene bastante que ver el entorno tecnológico.

Las descripciones de Baricco sugieren varios factores en esta mutación cultural.

l. De lo pesado a lo ligero. Lo material y lo textual como materias sólidas y cerradas en la producción cultural, en parte ya descritas en la modernidad líquida de Bauman, transitan hacie lo ligereza y la inmediatez, con la capacidad de conversión que tienen las nuevas tecnologías. Bien en los intercambios (licencias creative commons y los copylefts, protocolos p2p, archivos mp3, como la distribución de software libre)

2. De la expectación, con diferentes grados de pasividad y/o actividad, y la contemplación, a la experiencia participante, creativa, lúdico y social. Consultemos la  obra de Lankshear y Knobel en sus Nuevos Alfabetismos.

3. De lo profundo y duradero, a lo superficial y efímero. Una experiencia cultural que no centra su atención en un punto y sus raíces, sino que sigue la tensión hacia otro punto y otro, como el surfista de Barico, de cresta en cresta, siempre dentro del máximo de energía, no sumergido  en el agua, sino inmerso en la conexión.

Para completar  la reflexión sugiero el artículo de referencia para este análisis de  Rodríguez Ferrándiz en Comunicar, 36 (2011) y la tesis doctoral de Gabelas.

Nicholas Carr lleva tiempo anunciando que Internet erosiona el pensamiento profundo  Daré un paso adelante. Los caminos del aprendizaje y del conocimiento transitan entre las dos dimensiones. Lo profundo y lo superficial, como la derecha y la izquierda en las ideologías, son algo más que accidentes topográficos, y algo más que etiquetas. Los videojuegos, las redes sociales, la inmersión en una peli o en una novela convierten nuestras sinapsis neuronales en espacio cognitivo, social, emotivo. O sea, conectivismo.

José Antonio Gabelas Barroso

Coordinador, fundador e ideólogo de la plataforma TRICLab. Socio fundador del GICID. Profesor de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Zaragoza. Doctor en Ciencias de la Información. Director de la colección Comunicación y Medios (1998-2006). Editor desde 2007 del blog “Habitaciones de Cristal”.

Te puede interesar

1 comentario

  • Begoña
    4 Mayo, 2011 at 23:12

    Hola!!
    Antes de nada, quería decir que me parecen una reflexiones muy buenas las que nos has recogido hoy en el blog. Ahora, aunque sí que estoy de acuerdo con lo expresado, creo que hay ciertas cosas en las que creo que se pueden ver desde un punto de vista diferente.
    1. De lo pesado a lo ligero. Bueno, esto según se mire. Si lo pesado era el libro, tal y como creo entender por lo de material, los dispositivos de hoy en día no es que sean muy ligeros que digamos. Eso si sólo nos fijamos en lo dicho, el material. Si analizamos el contenido, antes un libro era eso, sólo un libro, con una historia con un principio y un fin. Podía ser más o menos denso, pero el acto lector estaba claro. Hoy en día, con la red de redes, la lectura se ha convertido en todo, menos ligero, ya que el hipervínculo, lo mismo que enriquece, también enreda. No digo que sea bueno ni malo, si no que no aligera la carga.
    2. De la expectación a la actividad. Pues también depende del prisma. Porque por mucho que el modelo emirec sea característico de la red, no es el principal. Si analizamos los porcentajes de individuos activos en Internet, seguramente alrededor de un 10% será el que se corresponde al 100% con ese modelo. El otro 90% seguimos siendo elementos pasivos ante la información. Sólo la recibimos, y en ocasiones, la complementamos.
    3. De lo profundo y duradero a lo superficial y efímero. Pues tampoco creo que sea así. ¿Qué hay más perpetuo que la red? Un contenido una vez subido, es muy complicado hacer que desaparezca. Y superficial… depende del uso que le demos.

Dejar comentario

Síguenos

Encuéntranos en las redes sociales, comparte y expresa tus opiniones.

Scoop.it

Scoop.it

TRICLAB

TRICLAB

¿De qué va esto?

Ámbitos de comunicación audiovisual y competencia digital.

Síguenos en: Facebook

ContentArt

ContentArt