>TELEVISIÓN EDUCATIVA SÍ, ABURRIDA NO


>

Como ejemplo de televisión educativa no aburrida, este documental de la NHK, una corporación pública japonesa. Vemos como el profesor Toshiro Kamamori enseña a sus alumnos desde el juego y las emociones el sentido de la vida. Fue emitido por el Canal33 de Cataluña por lo que está subtitulado.

En su libro Una televisión para la educación, García Matilla destaca varios ejemplos de televisión educativa no aburrida en diferentes países del mundo. Productoras como la NHK, pertenecientes a una corporación pública creada en 1953, que ha utililizado las cuotas como sistema de financiación, lo que les permite un importante grado de independencia, similar al de la BBC. O el modelo británico de la BBC, nacido en 1936 con una programación educativa y de calidad desde 1977, desde una programación infantil y juvenil segmentada. O la Unidad de Televisión Educativa (ILCE) en México o TV cultura de Brasil, la France 2 , o la ARTE francesa, la ORF austríaca. Para completar la lectura del libro, Cuadernos de Pedagogía publica una extensa entrevista, en la que el autor realiza una abierta defensa de una televisión pública y educativa.

La tele es un electrodoméstico y mucho más. Pero a diferencia del lavavajillas o el frigo, la tele se enciende y apaga sin sentido. Y a diferencia de los útiles domésticos, no sólo ocupa un espacio doméstico, también forma y conforma una ética de los ciudadanos. De modo que dos responsabilidades están en juego. La de los políticos, que no ofrecen la tele que nos merecemos, y la de los padres y madres, necesarios mediadores entre las pantallas y sus hijos, lo que significa tener en cuenta que las pantallas en general y la tele en particular también “educan” y mucho.

Estamos en la TDT, nació hace seis años un canal temático educativo infantil de un canal desaparecido, TVE-50, que se dedicaba a recordar en imágenes los 50 años de televisión pública en España. A inicios del año 2007, el canal nostálgico desapareció e hizo que Clan se convirtiera en el primer canal infantil en emitir las 24 horas al día . Algunos personajes como Pocoyó ya son un icono infantil. Otros espacios como los Lunnis, contenedor infantil que trae los personajes de Luna lunera, o Caillou para niños de dos a seis años, son propuestas lúdicas y formativas. Este canal dispone de una sección para padres y madres, con consejos de seguridad, asesoramiento de contenidos, guías y pautado de consumos.

A pesar de estos proyectos y otros programas puntuales y aislados, como Obsolescencia programada del que nos hicimos buena reflexión en este blog, es insuficiente lo que se hace. Una televisión pública, educativa, no aburrida, es posible.

José Antonio Gabelas Barroso

Coordinador, fundador e ideólogo de la plataforma TRICLab. Socio fundador del GICID. Profesor de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Zaragoza. Doctor en Ciencias de la Información. Director de la colección Comunicación y Medios (1998-2006). Editor desde 2007 del blog “Habitaciones de Cristal”.

Te puede interesar

Dejar comentario

Síguenos

Encuéntranos en las redes sociales, comparte y expresa tus opiniones.

Scoop.it

Scoop.it

TRICLAB

TRICLAB

¿De qué va esto?

Ámbitos de comunicación audiovisual y competencia digital.

Síguenos en: Facebook

ContentArt

ContentArt