>MITO Y CONSUMO


>

“Terminas de pagar algo y ya no sirve”, dice Loman, el protagonista de Miller en La muerte de un viajante. Este diálogo expresa con contundencia una impresión generalizada, muy establecida en la sociedad del consumo, en la que se confunde lo nuevo con la calidad. Desde la medicina, comenta el Dr San Román en “Encuentros con Expertos en Medicina Cardiovascular” que reúnen a los mayores expertos mundiales en el Hospital Gregorio Marañón, “todo esto hace que a los médicos muchas veces nos sea difícil distinguir lo nuevo de lo cierto, es decir, lo que es una técnica muy impactante pero al paciente no le aportada nada, de lo que realmente al paciente le aporta. A esto hay que añadir además que con la medicina defensiva que se práctica actualmente, al paciente se le pide todo tipo de técnicas de imagen en todo momento, lo cual es insostenible para el Sistema y muy problemático para los propios pacientes”. Detrás de estas líneas podríamos colocar una infinidad de mitos alrededor de los tratamientos de belleza que recorren un sinfín de anuncios publicitarios.

Otro mito muy asociado a la calidad de lo nuevo es la juventud, como manantial, fuente, energía, ninfa. También asociada con frecuencia a futuro, movilidad, progreso. Las representaciones mediáticas explotan a los jóvenes con diferentes discursos, como hemos indicado en otros momentos de este espacio. Muy cercano al mito y las esquematizaciones mediáticas, encontramos la bicoca de las tecnologías. Los dispositivos tecnológicos asociados a la información, relación y comunicación son una estrategia del mercado de primera magnitud, en la que la seducción por la novedad y el progreso se funde en el consumo. También hemos tratado el mito de las tecnologías en entradas anteriores, donde la fascinación por la tecnología es un importante reclamo.

Volvemos a “Comprar, tirar, comprar” al documento que ha servido de apoyo a estas últimas reflexiones. Si hacemos una pequeña simulación, tal y como sugiere este estudio, propongo:
Si tu ingeniero-a, químico-a, o similar y te encargara la empresa un producto o un proyecto para que se estropeara pronto ¿qué pensarías?
El 80% de los aparatos electrónicos averiados se mandan a Africa, y en concreto a Ghana, convertido en el vertedero de occidentes. ¿Qué te parece?
Lo nuevo es lo bueno, ja!. ¿Tiene consecuencias un consumo sin límites? ¿garantiza la felicidad gastar, comprar y gastar?, ¿hay alternativas?
Etiquetas: ,
José Antonio Gabelas Barroso

Coordinador, fundador e ideólogo de la plataforma TRICLab. Socio fundador del GICID. Profesor de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Zaragoza. Doctor en Ciencias de la Información. Director de la colección Comunicación y Medios (1998-2006). Editor desde 2007 del blog “Habitaciones de Cristal”.

Te puede interesar

16 comentarios

  • Natalia
    19 enero, 2011 at 16:30

    >Para que un producto o proyecto se estropeara con facilidad lo haría frágil , al más mínimo golpecito roto, para romperse fácilmente también podría ser grande, así hay más posibilidad de romperlo antes.
    Lo de enviar los aparatos electrónicos a Ghana no me parece bien ya que ellos ni siquiera los usan y no merecen que utilicemos de tal modo su país; deberían ser reciclados o poderles dar uso de otra manera.
    El consumo sin límites yo creo que si que tiene consecuencias ya que podemos consumir cuanto queramos pero con el anterior producto,del que queremos deshacernos, no nos deshacemos de él bien y puede contaminar. Por el consumo sin límites también hemos provocado guerras entre países, por ejemplo por un material con el que se fabrican los móviles.
    La felicidad no se consigue con el consumismo sin límites, son objetos y no te dan la felicidad sino que te ayudan a sobrevivir en el mundo( no hay mayor felicidad que la familia y los amigos).

  • cristina
    20 enero, 2011 at 16:37

    >Dependería del producto del que estemos hablando, si es algo que se pueda romper cayéndose al suelo o con golpes, lo haría muy frágil como ha dicho Natalia, que se pudiera romper fácilmente, pero si hablamos de un producto que cuando se estropee sea por su uso, le introduciría un complemento para desgastarlo antes, o como vimos en el documental, algo para que su propio arreglo cueste más que otro artículo nuevo.
    Verdaderamente, enviar los electrodoméstivos averiados a Ghana me parece un insulto a sus habitantes, ¿sólo nos acordamos de ellos para verterles nuestra basura?. Por otro lado, ya no es sólo las personas que viven allí, sino el propio país; nos enseñan de pequeños a cuidar y mantener limpio nuestro barrio, nuestra ciudad, pero a la vez que debemos de hacer esto, tenemos que cuidar el planeta,nuestra ciudad forma parte de él, y por ello, el resto de países. Creo que deberían mandar aquellos productos a plantas de reciclado donde los desechen en sitios habilitados o los reutilicen.
    El consumo sin límites tiene consecuencias y cada vez más. Para empezar, Compramos cosas sin necesidad, sólo por capricho, incitados por la publicidad o simplemente, por seguir las tendencias, y lo más triste es que muchas veces hasta lo hacemos constantemente, asi pues, nosotros mismos contribuimos a este tipo de consumo. Con esto ayudamos a destruir nuestro planeta y enseñamos a las generaciones que vienen detrás a imitarnos, así esta bola, irá creciendo.
    Esto no produce felicidad, o al menos es lo que yo creo, ¿qué felicidad te puede dar algo que quizás ni utilices?.
    Centrémonos en seguir utilizando lo que tenemos y con lo que de momento somos felices, no sabemos lo que nos puede venir después.

  • Anonymous
    20 enero, 2011 at 16:38

    >María Gracia.

    Si me mandan hacer un producto que se rompa fácilmente, lo primero que pensaría es que es una buena idea para ganar más dinero, pero a la vez me fastidiaría que la gente gastara dinero sin necesidad.
    Llevar los aparatos electrónicos a Ghana me parece una insensatez porque estamos destruyendo su país y a la vez el mundo entero, ya que estos aparatos podrían ser reciclados y no enviarlos a un país tercermundista que no tienen los medios necesarios para reciclarlos.
    El consumo sin límites si que tiene consecuencias, porque cada vez gastamos más y más, hasta caer en una crisis.
    Comprar productos nuevos, bonitos y que estén de moda te hacen estar contento por unas horas, pero realmente lo que te hace feliz es la familia, el amor, los amigos,todo aquello que no se puede comprar con dinero.

  • Coral Angulo
    20 enero, 2011 at 18:49

    >CORAL ANGULO
    Si alguien me encarga un producto que se rompiera fácil lo primero que pensaría es que lo que ellos quieren es que la gente que compre ese producto y al cabo de unos días se rompa vuelvan a comprar lo mismo por segunda vez y así en vez de un producto vender dos y si cada consumidor del mundo compra dos productos de la misma empresa serían muchos productos por los que la empresa gana dinero .
    Por un lado como consumidora me pareceria bastante mal ya que si yo en algun momento necesito comprar ese producto de antemano ya se que en pocos días se me va a estropear y por ello pienso ¿y sera así con todos los productos que compramos diariamente?Si la respuesta es SI creo que TODOS caemos en la trampa y acabamos haciendo lo que la publicidad nos manda.

  • David Escusol
    20 enero, 2011 at 20:37

    >Los productos están hechos para que se rompan o su coste de reparación sea mayor en comparación con un producto nuevo. Los fabricantes hacen esto solo por sacar un beneficio económico rápido sin pensar en las consecuencias que eso puede ocasionar.
    Los productos no se venden solos si no que el consumidor se siente “atraído” por ellos, de manera que desee comprarlo aunque no lo necesite.
    El problema de una excesiva fabricación de productos poco duraderos, es que la mayoría están fabricados con materiales no reciclables lo que acaba afectando al ecosistema.

  • Anonymous
    20 enero, 2011 at 21:43

    >El consumo sin limites es algo que te perjudica (en algunos casos), por que lo único que haces es gastarte el dinero, probablemente las cosas más antiguas y de buena calidad sean mejores y más baratas, por que las nuevas están programadas para que se estropeen con facilidad y halla que arreglarlos o volverlos a COMPRAR.
    Como las medias que las hacen mucho más frágiles para que se rompan enseguida y halla que volver a comprar otras nuevas.
    Es el mundo de comprar, tirar, comprar.
    Este mundo te puede ayudar, pero no te da la felicidad,
    Aunque tengas muchas cosas no se compara con la familia o los amigos, que en este caso duran mucho tiempo y no se estropean.

  • Anonymous
    20 enero, 2011 at 22:07

    >Desde mi punto de vista el consumo sin límites es una enfermedad, ya que no nos damos cuenta de toda la basura que nos meten en la cabeza con los anuncios, lo que hace que teniendo una cosa, si la vemos anunciar igual por la tele pero mas bonita con cuatro o cinco dibujitos mas nos cree la necesidad de comprarlo, esto por no hablar de que cada vez hacen las cosas peores y mas frágiles, de tal manera que el arreglo te llegue a costar mas que otro producto igual, como bien ha dicho Cristina en su comentario.
    ¿La felicidad comprar, gastar, comprar? Eso es una mentira, probablemente una de las mentiras que mas afectan a las personas, ya que contra mas tienes, mas quieres, y como he dicho antes, a mi eso me parece una enfermedad.
    JULIA URGEL.

  • Anonymous
    20 enero, 2011 at 23:05

    >Sergio Lazaro:
    En mi opinion no siempre lo nuevo es lo bueno, sino muchas veces lo que esta de moda.
    Vivimos en una sociedad muy consumista, lo que lleva a la gente a despilfarrar el dinero, tener que pedir prestamos a los bancos para pagar cosas que no siempre son necesarias, por lo que aun salen mas caras… Lo material no da la felicidad, como dicen en el anuncio de ikea: no es mas rico quien mas tiene sino el que menos necesita.
    La mejor alternativa seria no guiarse por lo nuevo, sino por lo que te hace falta.

  • Anonymous
    20 enero, 2011 at 23:48

    >SONIA MENÉS:
    Si mi ingeniero-a, químico-a, o similar me encargara la empresa un producto o un proyecto para que se estropeara pronto, pensaría que sólo se quieren beneficiar del cliente, enriqueciéndose de manera que el comprador se somete a un "engaño".
    Eso es debido a la obsolescencia programada, que cuando compramos determinados productos no nos damos cuenta de que ese mismo producto podría se mucho más duradero.
    Con lo de que envían el 80% de los aparatos electrónicos a Ghana, lo veo como un engaño a la población, ya que reciben esos residuos, como si fuese material de segunda mano. Los dirigentes de este país aceptan por cantidades elevadas de dinero, permitir esta contaminación.
    Un consumo sin límites tiene consecuencias, porque compramos por comprar, sin ninguna necesidad, y creemos que así podemos alcanzar la felicidad, pero no.La mejor manera para alcanzar la felicidad es con personas, no con objetos.

  • Anonymous
    21 enero, 2011 at 0:43

    >David Nivela
    Para que un producto se estropeará pronto lo haría frágil y sensible a los golpes ,así hay más posibilidaddes de que se estropee antes.
    Lo de mandar los aparatos electronicos a Ghana me parece mal porque no funcionan y no los pueden reutilizar y además eso contribuye a que en vez de un país se convierta en un vertedero.Hay otras soluciones como enviar esos aparatos electronicos averiados a un centro de residuos o de reciclado.La consecuencia de un consumo sin limites es que algún día los recursos tanto naturales como artificiales desaparecerán.
    En mi opinión comprar y gastar no da la felicidad lo que hace es satisfacer caprichos temporales.

  • Jorge
    21 enero, 2011 at 0:50

    >Buenas
    Yo si tuviera que fabricar un producto el cual conviene que se rompa pronto para que compren otro lo haría frágil no utilizaría materiales de difícil obtención y le pondría muchas piezas,engranajes para que si fallara una no funcionara y lo tuvieran que reparar.
    Lo que comentas de los aparatos electrónicos lo veo mal por dos motivos no esta bien acordarse de una país(el cual encima no esta en una buena situación) para verter residuos solo y se tendría que reciclar por que es mucha basura que contamina.
    La publicidad tiene mucha repercusión en el consumo(las empresas sino no gastarían tanto capital en anuncios)los anuncios televisivos o otra clase de publicidad que nosotros vemos corriente están analizados al detalle para que a nosotros nos produzca un sentimiento bueno malo o de curiosidad lo que importa es que lo recordemos por el logotipo,el actor la canción o lo que sea que llame la atención.
    Un ejemplo de obsolescencia programada se ve en los móviles que acabas de comprarte el último modelo que había en el mercado y justo a la semana sacan el mismo móvil pero con otra aplicación y dicen que el móvil nuevo es muy superior.
    Una cosa muy curiosa es lo de la bombilla hay una bombilla que lleva activa 100 años y los dueños de empresas vieron que si duraban mucho no eran rentables con lo cual les pusieron un filamento luminiscente que al cabo de un tiempo se agota y no funciona la bombilla.
    yo creo que el consumo sin limites no da la felicidad en la vida todo lo material es pasajero lo único que siempre tendrás no se puede comprar que es el cariño de tu familia y tus amigos

  • CORAL
    21 enero, 2011 at 15:54

    >CORAL ANGULO
    Si alguien me encarga un producto que se rompiera fácil lo primero que pensaría es que lo que ellos quieren es que la gente que compre ese producto y al cabo de unos días se rompa vuelvan a comprar lo mismo por segunda vez y así en vez de un producto vender dos y si cada consumidor del mundo compra dos productos de la misma empresa serían muchos productos por los que la empresa gana dinero .
    Por un lado como consumidora me pareceria bastante mal ya que si yo en algun momento necesito comprar ese producto de antemano ya se que en pocos días se me va a estropear y por ello pienso ¿y sera así con todos los productos que compramos diariamente?Si la respuesta es SI creo que TODOS caemos en la trampa y acabamos haciendo lo que la publicidad nos manda.

  • María
    21 enero, 2011 at 16:54

    >MARIA GRACIA.

    En principio pensaría que es una buena idea para ganar más dinero y que la economía funcione, pero por otra parte me fastidiaría ya que la gente tendría que gastar dinero sin necesidad.
    Enviar los aparatos electrónicos a Ghana me parece una insensatez porque ellos no tienen los recursos necesarios para poder reciclarlos ya que es un país tercermundista. A parte de ensuciar su país y su naturaleza, estropeamos también su medio ambiente y lo contaminamos cada vez más.
    Un consumo sin límites si que tiene consecuencias malas ya que no paramos de gastar y gastar sólo por estar a la moda y no quedarnos anticuados y no pensamos en que nuestra felicidad no depende de comprar cosas nuevas y bonitas, sino que con tal de tener amor y salud eres feliz para toda la vida

  • Anonymous
    21 enero, 2011 at 23:07

    >CORAL ANGULO
    Si alguien me encarga un producto que se rompiera fácil lo primero que pensaría es que lo que ellos quieren es que la gente que compre ese producto y al cabo de unos días se rompa vuelvan a comprar lo mismo por segunda vez y así en vez de un producto vender dos y si cada consumidor del mundo compra dos productos de la misma empresa serían muchos productos por los que la empresa gana dinero .
    Por un lado como consumidora me pareceria bastante mal ya que si yo en algun momento necesito comprar ese producto de antemano ya se que en pocos días se me va a estropear y por ello pienso ¿y sera así con todos los productos que compramos diariamente?Si la respuesta es SI creo que TODOS caemos en la trampa y acabamos haciendo lo que la publicidad nos manda.

  • Anonymous
    22 enero, 2011 at 0:12

    >David Nivela
    Para que el producto se estropeara pronto lo haría frágil y sensible a los golpes .
    Lo de enviar aparatos electrónicos averiados a Ghana me parece mal porque no se pueden reutilizar y lo que hace echar allí los aparatos electrónicos estropeados es convertir el país en una basura.
    En mi opinión un consumo sin límites si que tiene consecuencias y es que se acabarán agotando los recursos naturales y artificiales.
    Y gastar,comprar y gastar no garantiza la felicidad sino que satisface algunos caprichos temporales.
    El video de usar y tirar me ha gustado porque nos explicaba cual era la publicidad que manda hoy en día que es la obsolescencia programada que te hace desear un producto sin necesitarlo.
    Lo que más me ha llamado la atención ha sido que decían que los productos están programados para que fallen y la bombilla que ha durado más de 100 años .
    El anuncio que contiene obsolescencia programada que he buscado yo es un anuncio de blackberry que dice que con ese teléfono puedes llegar a ser más que otro que no lo tiene.
    El anuncio es: http://www.youtube.com/watch?v=dbknEE7yWeU

  • Anonymous
    22 enero, 2011 at 0:50

    >JULIA URGEL
    Yo pensaría en un producto del cual supiera con exactitud que iba durar un periodo de tiempo determinado y del cual la reparación te costara un poco menos que comprar otra vez el mismo producto, para así que les saliera mas rentable comprar otro.
    Enviar los aparatos a Ghana no me parece nada bien, porque como bien dicen mis compañeras en sus comentarios, son países tercermundistas que no tienen recursos además de contaminar su medio ambiente.
    Desde mi punto de vista, un consumo sin límites tiene muchas consecuencias, es mas, yo diría que puede resultar hasta una enfermedad, ya que te ciega de tal manera que no ves mas allá del producto que te gusta, independientemente de que ya lo tengas igual pero sin dos o tres dibujos, un modelo menos, o incluso igual pero en otro color, mucha parte de este problema viene dado por los anuncios ya que nos meten en la cabeza infinidad de mensajes subliminales.
    La felicidad, ni mucho menos viene dada por comprar y gastar, sino al revés nos vuelve muy materialistas porque contra mas tenemos mas queremos y eso así no puede ser, porque nunca llegaríamos a alcanzar la felicidad. Es cierto que a todo el mundo nos gusta comprarnos todo tipo de cosas, pero esas cosas tienen que ser necesarias, conque tengas un techo bajo el que vivir y una familia y amigos que te quieran ya puedes sentirte una persona muy afortunada y dejar a un lado todo lo demás.

Dejar comentario

Síguenos

Encuéntranos en las redes sociales, comparte y expresa tus opiniones.

Scoop.it

Scoop.it

TRICLAB

TRICLAB

¿De qué va esto?

Ámbitos de comunicación audiovisual y competencia digital.

Síguenos en: Facebook

ContentArt

ContentArt