2

>EMPOWERMENT Y EDUCACIÓN MEDIÁTICA

>

Como indica la wikipedia, el término empowerment recoge una amplia gama de significados, interpretaciones, abarca un gran número de disciplinas y se manifiesta en ámbitos muy diferentes. Me centraré en el campo de la comunicación-educación. Es un término que no está registrado en el DRAE todavía pero que con el significado de empoderamiento, justifica y promueve muchas iniciativas en el campo de la educomunicación. Empoderamiento o capacidad y fortaleza psicológica, social, espiritual y política de los individuos y comunidades. Término muy asociado a desarrollo comunitario.

Hemos ofrecido en la trayectoria de este blog, diferentes aspectos y ángulos de la educación mediática. Las teorías del empowerment potencian la educación mediática y describen muchas prácticas culturales de la ciudadanía en general y de los jóvenes en particular. Priorizar esta dimensión ha sido una de las propuestas como el Foro de mujeres jóvenes dentro de la última Conferencia Mundial de la Juventud. Algunos proyectos, como el que señala Tatiana Merlo Flores, o potentes experiencias en Latinoamérica, como la que que se desarrolla en Argentina, o en el Caribe, o el Rock al Parque 2010, el festival gratuito más grande de Latinoamérica, en el que voluntarios reparten información sobre medidas de prevención para la salud sexual responsables o terminar con la violencia contra las mujeres, son ejemplos muy significativos. Otras experiencias están disponibles en esta publicación empoderamiento digital. O el proyecto de cibervoluntarios que ya cumple diez años, donde internet y los dispositivos móviles han sido un factor primordial en la mediación de la ciudadanía frente a diferentes realidades como el consumo responsable, la brecha digital de género, la inclusión de las personas mayores en internet o la colaboración con las mujeres de la India en el empoderamiento ciudadano.

Este enfoque y planteamiento, se une al documento de Habilidades para la Vida, que recoge la OMS en 1993, de la carta de Otawa para la Promoción de la Salud, y que podemos entender como “grupo de competencias psicosociales y destrezas interpersonals que pueden orientarse hacia hacia personales, interpersonales y aquellas necesarias para transformar el entorno de manera que sea propicio para la salud”. Esta diez competencias podemos agruparlas en tres grandes ejes: las habilidades sociales, cognitivas y emocionales. Son muchas las destrezas que se pueden alcanzar:autoconocimiento, empatía, comunicación asertiva, toma de decisiones, solución de conflictos, pensamiento crítico, manejo de emociones y tensiones. Este conjunto de habilidades, se concretan en siete que pueden ser muy útiles para las madres y padres.

Ya hemos comentado que en Aragón lleva diez años funcionando el programa Cine y Salud que estrena 2011 con la frase “Alfabetizarse no es aprender a repetir palabras, sino a decir su palabra” (Paulo Freire), recoge la esencia de la función que el empowerment ejerce en la educación mediática. El año pasado tuve la oportunidad de exponer en el marco de este programa la tesis doctoral titulada: “La creación de un cortometraje: proceso de mediación en la promoción de la salud del adolescente”. El cortometraje se contempla como una metáfora de lo que los niños y jóvenes pueden hacer con las TR (tecnologías de la relación). Se comprueba con rigor científico como la producción multimedia, en la que los jóvenes narran su vida, ofrece muchas oportunidades para desarrollar sus conocimientos, sus habilidades sociales y emocionales. Las nuevas tecnologías lo permiten mejor que antes, ahora es más sencilla, barata y cómoda la producción, exhibición y distribución de estas narraciones. Este enlace os permite la consulta.

El espectador fílmico y televisivo, proyecta y desarrolla diferentes grados de proyección e identificación en las escenas, personajes y acciones, el usuario de un videojuego entra en el universo de la simulación donde resuelve conflictos, supera niveles de dificultad, encuentra guías y foros de colaboración, utiliza colaborativamente las trampas; el tejedor de redes sociales en su conjunto de conexiones y asociaciones prolonga y completa sus propios vínculos presenciales, gestiona sus identidades y su privacidad, expresa en el espacio público sus sueños y deseos, también sus contradicciones. El consumo/producción multipantallas ofrece la oportunidad de construir un nuevo ágora social en el que la educación y la comunicación se complementen.

gabelas

Profesor de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Zaragoza. Investigador en Social Media y Comunicación.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *