0

>IMÁGENES DEL CEREBRO

>

Estos días navideños son una oportunidad para el asombro. Los procesos de alfabetización múltiple que llevamos por los itinerarios de este blog, empiezan por lo más desconocido, nuestro propio cerebro. La emoción convierte en mágicos los descubrimientos de la ciencia, más cuando el hallazgo se encuentra tan cerca del científico como ocurre con este órgano vital, que pesa un kilo y tiene el tamaño de un puño. Los científicos han quedado seducidos por la belleza del cerebro, también por sus misterios. Es lo más próximo a cada uno de nosotros y lo más desconocido.
Esta imagen es una representación de cómo funciona un escáner de resonancia magnética que analiza el flujo de la sangre en el córtex visual. A los sujetos del experimento se les mostraban cientos de letras sueltas en la fase de “aprendizaje” cuyas referencias cerebrales las recogía el ordenador. Después, cuando se les mostraban nuevas imágenes el sistema podía adivinar la palabra acudiendo a la actividad cerebral “aprendida”. De modo que se pueden reconstruir las imágenes que nuestro cerebro está viendo y reproducir en un monitor. Lo cual abre interrogantes no sólo sobre el poder del cerebro, sino también sobre la posibilidad de conocer la mente de los personas con las que nos relacionamos.
Fascinante viaje por los territorios de las doscientos mil millones de neuronas, células nerviosas que en sus billones de conexiones se manifiestan en diferentes sinapsis. Es así como los impulsos eléctricos transportan de una parte a otra del cerebro la información, con las órdenes a cada zona del organismo, con una precision milimétrica. Cada moviento, emoción, sensación, pensamiento reciben estas órdenes.
Esta nueva técnica nueva ha sido desarrollada por los científicos de Stanford, que permite elaborar “mapas visuales” en los que los neurólogos pueden distinguir todos los detalles. Smith y su equipo consiguieron una muestra de la corteza cerebral. “Una sinápsis, explica el científico, es más parecida a un microprocesador, con su propia memoria de almacenamiento y sus elementos de procesado de información. Un único cerebro humano tiene más interruptores que la suma de los que tienen todos los ordenadores, routers y conexiones de internet en la Tierra”.

gabelas

Profesor de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Zaragoza. Investigador en Social Media y Comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *